Señal Online:

49 denuncias por maltrato escolar al interior de planteles educacionales en Atacama

49 denuncias por maltrato escolar al interior de planteles educacionales en Atacama* Según informó la Superintendencia de Atacama el maltrato sicológico de un adulto a un alumno aumentó de 3 denuncias en el año 2015 a 12 casos este año.
 
* Los alumnos que están más expuestos son los de enseñanza básica que a la fecha ya van en 36 estudiantes  más que han sufrido algún tipo de maltrato escolar al interior de los establecimientos educacionales, en comparación con el año pasado que la cifra iba en 13.
Imagínese por un momento que usted tiene 7 años y que el docente a cargo debido a ciertos desordenes al interior del aula, decide castigarlo y también a todos sus compañeros: primero lo encierra en la sala de clases, les grita y le exige que debe permanecer sentado sin hablar y sin mirar a ningún lado durante una hora ¿ Cómo se sentiría?.
Este caso es una de las denuncias que actualmente hay en la Superintendencia de Educación en Copiapó, las que se suman cada día más, haciendo un total a la fecha de 49 casos. Una cifra bastante abultada, siendo que el año recién pasado en el mismo periodo sólo habían llegado 36 denuncias, es decir aumentó en un 28%.
Para el Sicólogo infantil, Fernán Fuenzalida, las cifras dan bastantes antecedentes. Por un lado, muestra mayor preocupación por parte de los padres a escuchar a sus hijos y tomar medidas y por otro lado, que muchos docentes no cuentan con las habilidades que corresponde para realizar clases, especialmente a los más pequeños.
“un niño de infancia menor, es decir de pre kínder a tercero básico es juguetón, preguntón, es decir no se queda quieto porque está observante al mundo, por lo tanto aplicar un castigo de dejarlo encerrado es una tortura. En el mismo caso, de no permitir que vaya al baño y dejar que se orine frente a sus compañeros, esas marcas quedan hasta adultos y pueden generar serias secuelas en el desarrollo sicológico, emocional y académico de quien lo padece y lo más preocupante de las estadísticas es que son los de básica quienes están siendo más vulnerados”, señaló el terapeuta.
En ese mismo sentido, para la Directora Regional de la Superintendencia de Educación, Marggie Muñoz, el aumento en las denuncias más que ser una cifra negativa, demuestra que los padres y apoderados están teniendo más conciencia social y menor tolerancia que existe frente a las situaciones de maltrato.
“Es importante que ante el aumento de maltratos entre alumnos, los establecimientos formen en sus estudiantes competencias para la resolución pacífica de conflictos y medidas de prevención para evitar que los conflictos escalen hasta llegar a agresiones físicas”, sostuvo la autoridad.
Si bien es cierto, existen dos tipos de maltratos. Por una parte, está el llamado “bullying” que es la violencia entre alumnos, el que ha sido tema nacional y tanto las autoridades regionales como nacionales han tomado medidas y protocolo de acción. Pero, hay otro tipo de maltrato que es el entregado del adulto a los alumnos y es en ese caso que muchas veces los padres detectan las situaciones y los establecimientos educacionales comienzan investigaciones que al fin y al cabo no terminan en nada, dejando al victimario libre de seguir trabajando en colegios.
“Que un profesor ejerza maltrato al final es abuso de poder. Por lo tanto, el establecimiento está en la obligación, ya sea municipal, particular o subvencionado en aplicar rápidamente las medidas de contención al niño y dejar inhabilitado al docente de realizar clases hasta que concluya la investigación. En el caso que no fuese así, es el Director del colegio es que está actuando como cómplice de abuso”, sentenció el terapeuta Fuenzalida.
Sí HAY MALTRATO, DENUNCIE Y SIN MIEDO A REPRESALIAS
La Superintendencia está semana está impulsando una campaña de “Buen Trato”, a través de sus Redes Sociales, llamada “JUNTOS POR UN BUEN TRATO Y UNA MEJOR CONVIVENCIA”. Cuya cruzada es seguir creando conciencia de no al maltrato en todos los sentidos.
 “En los casos de mayor violencia se ha observado que, generalmente, existe concertación y planificación de las agresiones. Es decir, los estudiantes se ponen de acuerdo sobre las maneras de ejercer la violencia, roles y espacios a utilizar. En este sentido el llamado a familias, docentes y directivos es a estar atentos a las señales para actuar oportunamente. El maltrato sistemático comienza con pequeñas acciones que deben ser detenidas a tiempo”, recalcó la Directora de la Superintendencia de Atacama.
Por último, los padres y apoderados deben exigir al establecimiento tomar medidas y sí estás no se concretan debe acudir a la Superintendencia de Educación y efectuar la denuncia la que depende de la gravedad en muchos casos pasará a Tribunales de Familia: ““En caso de tomar medidas disciplinarias contra el maltrato, es importante asegurarse que tengan enfoque formativo y se resguarde siempre el debido proceso, o sea que cuente con etapas de apelación y reconsideración de la medida, existiendo garantías para el alumno y a la escuela”, finalizó Marggie Muñoz.