Señal Online:

Atacama se posiciona en el mejor lugar para ver el eclipse

La escasa nubosidad hace del sector elegido en Atacama un lugar propicio para contemplar el 100% del eclipse, inclusive factores como la cantidad de visitantes será uno de los puntos a favor ya que a nivel país se impulsó la vecina región, lugar donde se pronostica un caos por la cantidad de personas que llegarán.

Autoridades locales afinan y maquillan la zona para recibir a más de 50 mil personas que irán tras los transparentes cielos de la región.

Parte importante de la Región de Atacama forma parte de los 150 kilómetros de la franja de oscuridad total que será testigo del eclipse solar total el próximo 2 de julio. Según la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), podría convertirse en el mejor lugar en todo Chile para observar el fenómeno astronómico, debido a la calidad de sus cielos y a la condición climática que registrará. Según la DMC, el martes estará despejado, con escasa nubosidad alta.

Además, la Fundación Chilena de Astronomía, presidida por el Premio Nacional de Ciencias, el astrónomo Mario Hamuy, elaboró un documento que determinó los siete mejores lugares en el norte del país para observar el eclipse, que incluye tres localidades en la Región de Atacama: Domeyko, Cachiyuyo e Incahuasi.
Por ello, la región diseñó un plan en conjunto entre autoridades, como alcaldes y parlamentarios, además de funcionarios de turismo. El trabajo comenzó a realizarse hace más de un año. Según estimaciones de autoridades locales y Sernatur, y considerando las reservas hoteleras y alta demanda de vuelos y viajes a la zona, se calcula que arribarán alrededor de 50 mil personas a la región.

Campamentos bases para el eclipse

Desde hace más de un año que el Gobierno Regional creó una Comisión Regional del Eclipse, compuesta por las subcomisiones de Territorio, Seguridad y Comunicaciones. “Se ha liderado un importante trabajo para establecer seis campamentos que estarán abiertos al público el próximo 2 de julio, desde las 10.00, donde tendremos un campamento base ubicado en la Ruta-C541, camino al observatorio La Silla, que tendrá una capacidad para recibir a 21 mil personas; y cinco campamentos satélites en las localidades de la Caleta Chañaral de Aceituno, y de Carrizalillo en la comuna de Freirina, y en las localidades de Incahuasi, de Cachiyuyo y de Domeyko, en la comuna de Vallenar”, dice Patricio Urquieta, intendente de la Región de Atacama.

Debido al apoyo del Consejo Regional, “se ha logrado invertir $250 millones; otros $80 millones por parte de la glosa social y $10 millones por parte de algunos ministerios. Es decir, en total se han invertido aproximadamente $340 millones de pesos en la organización de las actividades del eclipse”, añade el intendente.

Jaime Mulet, diputado por el distrito 4 (Alto del Carmen, Caldera, Chañaral, Copiapó, Diego de Almagro, Freirina, Huasco, Tierra Amarilla y Vallenar), señala que en la región hay una buena organización local, y mucho entusiasmo. “Los alcaldes han estado haciendo labores de difusión, preparación y también tomando las medidas de seguridad y dar las facilidades de servicio que tiene que haber para poder recibir a las miles de personas que se espera que lleguen. Esto a través de puntos de seguridad en coordinación con Carabineros, en los mejores lugares para hacer observaciones, centros de distribución de agua, entre otras”.

Urquieta añade que lo “más importante es que los visitantes puedan tener una experiencia que les permita informarse sobre las bondades de la región, y que quieran quedarse o regresar para disfrutar de nuestras hermosas playas, de nuestros cautivadores valles, de nuestra gastronomía y de nuestro vasto desierto”.

Alejandro Martín, director regional de Turismo Región de Atacama, dice que el eclipse es un gran evento a nivel país y regional, con el punto de mayor observación y duración en Domeyko. “Se ha hecho un gran trabajo coordinado desde el sector público y privado, para recibir a los visitantes que vendrán a verlo. En ese sentido, representa una gran oportunidad para el turismo local, por lo que el llamado es a vivir con responsabilidad el evento y con amplio sentido de hospitalidad hacia quienes nos visitarán, para que sea una extraordinaria experiencia”.

Mulet, que vivirá la jornada del eclipse desde Vallenar, señala que el trabajo en la Región de Atacama se ha intensificado en los últimos meses. “Creo que la región va a estar a la altura, se ha hecho un esfuerzo importante. Quizás el feriado que se planteó hubiera ayudado, pero nos fue mal. Sin embargo, el presidente hizo un llamado a dar facilidades a la gente, para que pueda disfrutar del fenómeno”.

“Es importante que podamos dejar el producto del astroturismo instalado en la región y que le demos relevancia. Precisamente es una de las experiencias que han sido priorizadas dentro del trabajo que está haciendo la Subsecretaria del Turismo y Sernatur. Atacama es un destino incipiente de Astroturismo con grandes potencialidades, dado la claridad de sus cielos y las condiciones climáticas que los mantienen casi siempre despejados”, añade Martín.

Eclipse desde el mar

Roberto Vergara, de Copayapu Travel, empresa de turismo de la región, señala que para esta jornada espera poder generar experiencias completas para los visitantes, informarles las bondades de la región y su potencial. “Esta fecha la venimos preparando desde hace seis meses, en trabajo conjunto con otros operadores turísticos y servicios complementarios”.
Luis González, de Turismos Orca de Chañaral de Aceituno, saldrá con turistas a observar el eclipse desde el mar. Dice que desde que supieron que Chañaral de Aceituno estaría dentro de la zona de oscuridad, hace un año aproximadamente, que se están preparando.
“Tenemos las mejores playas de Chile, contamos con el mar de dunas más grande, circuitos de trekking, los cielos más limpios, la posibilidad de recorrer parques nacionales como el Pan de Azúcar o el Nevado Tres Cruces, hacer turismo minero y paleontológico, observar de flora y fauna, recorrer los olivos centenarios o conocer la ruta del pisco, los salares y áreas marinas protegidas, entre otros”, establece Vergara.

González destaca “los olivos centenarios en Carrizalillo, Trekking en la caleta Chañaral de Aceituno, antiguos asentamientos mineros, y la salida en bote a la reserva Marina Pingüino de Humboldt. Si está nublado hay un plan B, pero es una posibilidad muy muy lejana, y es que a diez millas de la costa (cinco de la isla Chañaral) está despejado siempre. Ahí se podría ver el fenómeno desde alta mar en un bote”.

Fuente La Tercera.com