Señal Online:

Comunidad católica de Huasco celebró 120 años de vida parroquial.

Una hermosa mañana de domingo fue el escenario propicio para que la comunidad de San Pedro Apóstol de Huasco, se reuniera para dar gracias a Dios por los 120 años de la fundación de su parroquia, con una eucaristía presidida por su párroco, P. Enrique Sarneguet, acompañado por el P. Mario Campillay, Vicario del Valle Sur y ex – párroco,  y el diácono de la comunidad Juan Badilla. Estuvo presente también el Concejal de la comuna de Huasco Daniel Díaz y representantes de la Armada de Chile, encabezadas por el Capitán de Puerto Huasco, Capitán de Corbeta Lorenzo Panes.

Al inicio de la Eucaristía se recorrió la historia de la parroquia desde aquel 13 de enero de 1899 hasta la actualidad, se recordaron hitos como el trabajo de los párrocos, la labor de las congregaciones religiosas que han acompañado la comunidad, el nacimiento de las capillas de los distintos sectores parroquiales, las fiestas religiosas y las aspiraciones para el futuro, poniendo la confianza plena en el Señor Jesús, con la ayuda de María del Rosario y el patrono, el Apóstol San Pedro.

En su homilía el P. Enrique agradeció “a Dios por todo lo que ha sido nuestra comunidad  parroquial en tantos años, por tantos hermanos que han pasado por acá y que ya no están, sea porque han partido a la casa del Padre, sea porque están enfermos, sea porque se han ido en busca de mejor calidad de vida: sacerdotes, religiosos, laicos que han sido significativos para la comunidad, a todos ellos los recordamos hoy con especial cariño y gratitud”.

Contextualizando con la Fiesta litúrgica del Bautismo del Señor, el Padre Enrique indicó que “estamos llamados a bautizarnos en Espíritu y vida como Jesús que nos invita y anima a ser solidarios, a perdonar, a amar sin condiciones, a compartir con los demás y de eso tenemos experiencia de tantas hermanas y hermanos nuestros que nos anteceden en la fe aquí en Huasco y que hoy se nos presenta como modelos de ese Espíritu y vida”.

En la presentación de las ofrendas las distintas capillas se hicieron presente con las imágenes de Nuestra Señor del Rosario, San Luis Gonzaga, la Sagrada Familia y Santa Teresa de Los Andes como signo de comunión con la sede parroquial. La hermana comunidad de Huasco Bajo ofreció los frutos generosos de la tierra y una familia de la catequesis familiar presentó el Pan y el Vino.

Finalizada la santa Misa, la comunidad compartió una paella comunitaria en dependencias del club adulto mayor Hermana Ángeles. En la ocasión el artista local Luis Triviño deleitó a los presentes con la declamación de un bello poema y se compartió una hermosa y deliciosa torta como corresponde a la ocasión.