Señal Online:

Freirinense es parte de delegación que visitó Brasil

Delegación Chilena Visita Experiencias De Semillas Criollas Y Agroecología Del MPA En Brasil

Después de 4 días de estudio, formación y apropiación teórica sobre Agroecología, Semillas Criollas, así como sobre la organicidad y las acciones del Movimiento de los Pequeños Agricultores (MPA) y el Campesinado brasileño, la delegación de 10 personas, compuesta por campesinos con tierra, sin tierra o poca tierra, estudiantes, profesores, técnicos y líderes campesinos de Chile están en Brasil con el objetivo de conocer tales experiencias.

Entre los días 7 y 8 de octubre, 2017, la delegación visitó las unidades campesinas de su Normélio y doña María Triaca, de su Danilo, de su Celso e Irene Lugares, y de Doña Edela y Debora Schneider. Estas experiencias se localizan en el municipio de Palmitos, extremo oeste catarinense.

Foto: Adilvane Spezia / MPA

Foto: Adilvane Spezia / MPA

En su Normélio de doña María, los intercambios tuvieron la oportunidad de conocer el proceso de rescate multiplicación de semillas criollas, las herramientas de manejo usadas en la unidad, así como la producción de frutas y verduras. La familia vive a 17 años en la misma área ya 9 años ha adoptado la Agroecología como modo de vida, y cultiva más o menos116 variedades criollas. «Todo lo que tenemos aquí fue de nuestros padres», explica Doña María Triaca.

En la Unidad Campesina de su Danilo el grupo fue conocer las experiencias en Agroecología, Abonos verdes, Semillas Criollas y Varietales en campos de multiplicación a gran escala. Él y su familia cultivan el área desde hace más de 38 años, ya 5 años destina un tercio del área para la multiplicación de semillas criollas y varietales deslinadas a Cooperativa Oestebio.

Foto: Adilvane Spezia / MPA

Foto: Adilvane Spezia / MPA

Ya con el sol poniéndose en el horizonte, la familia Lugares se abre las porteros de su Unidad Campesina para recibir a los visitantes donde tuvieron la oportunidad de conocer la producción de vino, semillas criollas, miel, frutas y verduras, todo agroecológico, fruto del trabajo de la obra familia. «La práctica de la Agroecología y del cuidado diario ha sido un aprendizaje», afirma Celso Lugares. Al final de la visita todos pudieron probar del vino agroecológico producido por la familia.

En la mañana del domingo, 8, Doña Edela y Debora Schneider recibieron el grupo en su Unidad Campesina que es conducida por las dos mujeres. Los visitantes tuvieron la oportunidad de conocer el Horto Medicinal Aroma Flor que queda en la propiedad, realizaron una Ruta Ecológica por la Agroefloresta, apreciaron la artesanía producida por ellas, así como, saborearon las delicias de la roza. «La Agroecología es una opción de vida y nosotros tenemos que entender nuestra vida, nuestra casa, nuestra resistencia como nuestra lucha», apunta Edela Schneider.

Foto: Adilvane Spezia / MPA

Foto: Adilvane Spezia / MPA

Para el MPA, según Gilberto Schneider que es dirigente del Movimiento y compone el Colectivo Internacional de Agroecología, Semillas y Agrobiodiversidad de la Vía Campesina, «ese intercambio forma parte de lo que nosotros en el MPA llamamos de cooperación campesina, del internacionalismo campesino y para nosotros es muy es importante poder recibir esa delegación, pues fortalece también nuestro trabajo de guardianes de semillas, de masificación y nuestra acción colectiva que a nosotros de la Vía Campesina estamos haciendo de ‘Adoptar una Semilla’, donde todas las familias campesinas de nuestra base, base de las organizaciones campesinas de la Vía Campesina están convocadas a adoptar una variedad de semilla criolla, y que ninguna más se pierda «.

El intercambio ocurrió entre los días 3 a 13 de octubre de 2017. Y, fue posible por medio del proyecto Gira Tecnológica este proyecto busca realizar el intercambio de experiencias entre los campesinos y campesinas en Brasil organizados en el Movimiento de los Pequeños Agricultores (MPA) campesinos y campesinas en Brasil organizados Consejo Nacional de Productores de Chile (CONAPROCH).

 

Por Adilvane Spezia – Periodista | MPA