Señal Online:

Historia

En Freirina, el 3 de Marzo del año 1999 el reciente Párroco de Freirina, P.Mauricio Arancibia Portilla, pensó en lo valioso que seríaPadre Roberto Lebegue para esta comunidad una Radio Parroquial; dada la extensión y la falta de integración de los Sectores Parroquiales. A los dìas conversó con don Fernando Ariztía , Obispo de Copiapó este Proyecto; dando éste la aprobación para que lo estudiara e hiciera las gestiones pertinentes.
Así se postuló para el 2º Cuatrimestre, se presentó el Proyecto. Este se presentó el 20 de agosto de ese año. A su vez, se solicitó ayuda a la Agencia Adveniat de Alemania.
El día 17 de enero del 2000, se recibió el decreto final de otorgación de la Concesión de la Radioemisora. Su dial se definió como 107.7 FM.
Los Equipos de Radio Transmisión llegaron a Freirina, el día 21 de Junio. Los cuales fueron encargados a Padúa, Italia. Fueron adquiridos a través de los Franciscanos Conventuales. Son marca DB Electronic.
El día 29 de junio comenzaron las Pruebas experimentales y a los 5 días comenzó la Transmisión Oficial.
La radio al mes fue automatizada; gracias al apoyo de la Fundación Andes. Esta funciona con un software radial anglo-chileno; Announcer
El día 9 de diciembre del mismo año fue inaugurada con la presencia de don Fernando Ariztía, Obispo de Copiapó; las Autoridades locales; la Comunidad Cristiana y Público en General.
El nombre de la Radio es un homenaje al Padre Roberto Lebegue. El fue un Profeta de Jesús. Profeta es el que habla por otro; anuncia y denuncia. En nombre de Jesús, el Padre Roberto vino el año 1962 a Santiago de Chile; y en 1987 a Freirina. Buscó servir a los más pobres y los niños. Fue un defensor acérrimo de los aplastados. Eso le costó la persecución y no entedimiento; adentro y fuera de la Iglesia. Fue un amante y Maestro del Evangelio. Así fue como una madrugada de un 23 de noviembre del año 1998; cansado y solitario, sin más que la compañía de su Maestro Jesús fue llamado a la Casa del Padre. Siendo encontrado en su humilde hogar por el sacerdote Mauricio Arancibia, quien en un homenaje puso “Profeta” a esta radio. Además, con ello se resalta la dimensión profética del cristiano; que siempre debe anunciar el Evangelio de Jesús y denunciar lo que es contrario al Reino.