Señal Online:

Linea Editorial

1.- Una Radio de Iglesia al servicio del hombre  

La Radio Profeta es un medio de comunicación social que sobre la base del mensaje evangélico y el magisterio de la Iglesia Católica, entrega una visión valórica del hombre y de la sociedad.

Su modelo comunicacional quiere estar fundamentado en una antropología cristiana, que tiene como fundamento a Jesucristo, la Palabra de Dios que se hizo hombre como uno de nosotros, y permitió la comunicación directa entre Dios y los hombres.

Él es una Palabra de Vida y de liberación para todos los hombres y mujeres de nuestra historia, y ofrece caminos de realización personal a la luz de su Espíritu de comunión universal.

Así como Jesucristo encomendó a la Iglesia seguir anunciando la libertad a los presos y oprimidos, dar luz a los ciegos y Buenas Nuevas a los pobres, proclamando el amor fraterno. Toda Radio del Obispado de Copiapo quiere tener siempre presente este horizonte de significación para servir al hombre de hoy y ayudarle a liberarse de todo tipo de cadenas morales, físicas, intelectuales y estructurales.

Por esto Toda Radio del Obispado de Copiapo quiere estar siempre atenta a anunciar la vida y a denunciar todo aquello que atente contra ella y su desarrollo, en todo el amplio sentido de su significado personal y social.

Además tratará de tener un estilo de comunicación que permita al hombre que la escucha poder ir más allá de la noticia, tratando de descubrir los valores del evangelio en la historia que presentan las noticias, y permitirle desarrollar su sentido trascendente hasta encontrarse con Dios como fuente y referente último de la historia.

2.- Una Radio interesada en evangelizar la cultura

A partir del Concilio Vaticano II, la Iglesia Católica universal se volvió decididamente hacia el hombre para compartir sus inquietudes y esperanzas, y en América Latina esta conversión hacia el hombre ha tomado rostro en diversos momentos para proclamar que Ella quiere caminar junto a los hombres y mujeres de un continente lleno de valores y riquezas tensionado por situaciones de falta de justicia y de paz. Por eso la Iglesia desea proponer el Evangelio y los valores que éste comparta a través de una nueva evangelización del continente.

Evangelizar es ayudar a crear nuevos estilos de ser personas en América Latina, fundamentando las relaciones humanas en el respeto por la persona y por su dignidad, y hablando un lenguaje que interprete las aspiraciones profundas de todo ser humano. La Evangelización pretende llegar a las raíces donde se gesta la mentalidad humana y la cultura. La Iglesia quiere colaborar en generar una cultura de la humanización, de la libertad, de la solidaridad y de un ambiente propicio para que todos se sientan felices de ser personas, libres, corresponsables de la vida propia y de los demás, especialmente de los más sin vida, y los más afectados por los nuevos estilos de pobreza generados por las nuevas situaciones de cambios culturales, económicos y sociales, provocados por la Globalización y los nuevos modelos socioeconómicos.

Nuestra Radio quiere llegar a ser un instrumento de evangelización que colabore en crear una nueva mentalidad entre sus oyentes, para que puedan aportar a todos los procesos a favor de la vida y de la plenitud de los Chilenos. Esta evangelización supone respeto a las opciones de cada persona, y su punto de partida son las preocupaciones comunes de todos. Desde allí se interactúa con los valores del Evangelio.
Esta concepción de evangelización le permitirá a nuestra Radio tener el estilo de Jesús, modelo y criterio de todo comunicador, pudiendo dialogar con todos, acercarse a todos, y respetar a todos, ejerciendo una libertad plena para comunicar su propuesta, que nace de su identidad y de la conciencia de su misión.

II.- LINEA EDITORIAL

Como una forma de cumplir con su misión, nuestras Radios tendrán una programación preferentemente de servicio e información, tratando de entregar a los auditores la información que necesitan para desarrollarse en plenitud y actuar como personas en comunidad. Esa entrega informativa se sustenta en un marco valórico que está expresamente definido en la declaración de principios que constituyen su línea editorial, además no dejaremos de lado la entretención, entregada por profesionales con capacidad suficiente para no caer en lo vulgar.

1.-Nuestra Radio es un medio de comunicación que asigna un valor superior a la dignidad de la persona humana, cuyos derechos son inalienables y preceden a los de la sociedad en su conjunto.

2.- Nuestra Radio defiende en forma irrestricta el derecho de la vida, que debe ser protegido desde el momento de la concepción hasta que expire por causas naturales o ajenas a la voluntad de las personas.

3.-Nuestra Radio reconoce a la familia como el núcleo básico de sociedad, y en consecuencia, respalda aquellas acciones que buscan su fortalecimiento y rechaza las que, directa o indirectamente, conducen a su desintegración.

4.-Nuestra Radio promueve la integración nacional y los valores culturales que conforman la identidad como nación, y fomenta la unidad y la solidaridad entre los ciudadanos por ser los pilares que sustentan la vida en sociedad.

5.-Nuestra Radio reconoce a la democracia como el sistema de gobierno que mejor sirve los intereses de la comunidad, asignando la responsabilidad conductora a las mayorías y dando posibilidades de expresión y crecimiento a las minorías.

6.-Nuestra Radio cree que las libertades de expresión y de prensa, son derechos humanos fundamentales, los que ejercidos responsablemente y sin restricciones externas ayudan a proteger las demás libertades de las personas y la institucionalidad democrática.

7.- Nuestra Radio respalda las actividades que estimulan el progreso económico, ya que generan empleo y contribuyen a la prosperidad de los trabajadores y las empresas en que ellos laboran. En este contexto, valora la iniciativa privada y la libre competencia cuando están al servicio del bien común.

8.- Nuestra Radio cree en la diversidad y en los derechos que tienen todos los sectores de la sociedad, por minoritarios que sean, a no ser discriminados en razón de su pertenencia.

9.- Nuestra Radio promueve el cuidado de la naturaleza por ser un bien común que trasciende las generaciones y es partidaria de una protección del medio ambiente que sea compatible con las necesidades de desarrollo que tiene el país.

10.- Nuestra Radio cree firmemente en la regionalización del país, razón por la que estamos empeñados en hacer realidad el deseo de la comunidad de contar con una voz de expresión local.

11.- Nuestra Radio evangeliza a través de información oportuna y verás, servicio a la comunidad y entretención sana.

12.- Nuestra Radio es interactiva, por contacto directo o telefónico con la comunidad, nos enteramos de sus inquietudes, gustos y necesidades, forma que nos permite conocer a nuestro interlocutor.

13.- Nuestra Radio es servicio, plantear necesidades o inquietudes de los auditores es denuncia. Servir es mediar para encontrar soluciones entre el auditor y la autoridad responsable.

14.- Nuestra Radio promueve valores, es nuestra obligación como Radio de Iglesia ser portadores de la buena nueva, apoyar y destacar actos de personas, instituciones o empresas que van en directo beneficio de causas nobles.

15.- Nuestra Radio está con la educación cívica, es fundamental promover la inscripción en los registros electorales, educar y crear conciencia de responsabilidad ciudadana, derechos y obligaciones. Todo votante debe hacerlo bien informado.

MISIÓN, LINEA EDITORIAL Y CRITERIOS ÉTICOS

III.- CRITERIOS ÉTICOS

Los principios que respaldan la misión y la línea editorial constituyen el fundamento de la labor comunicacional de las Radios de la Diocesis de Copiapo, y son una guía de conducta para sus profesionales y colaboradores. Para que estos principios puedan llegar con claridad a los auditores, sus trabajadores están llamados a desarrollar su labor bajo criterios éticos que se expresan en la responsabilidad con que actúan frente al hecho noticioso, de servicio, pastoral y entretención.

Responsabilidad profesional

Él derecho a la información es sobre todo del auditor de la radio, no del periodista. En consecuencia, el respeto a la verdad y la independencia en la búsqueda y entrega de la información debe ser el criterio que guíe la responsabilidad profesional.

Respeto a la verdad

Él respeto a la verdad se manifiesta en una recolección acuciosa de los datos que conforman una información, en la explicación clara y correcta de los mismos y en el aporte de los antecedentes de contextualización que permiten una adecuada comprensión.

Él periodista, por la amplitud de los temas que aborda, no es un especialista en todas las materias. Esta realidad obliga a recabar el máximo posible de antecedentes sobre los temas que se le asignan para su cobertura, y a consultar a expertos que ofrezcan garantía de capacidad e independencia.

La celeridad en la recolección y entrega de las noticias que caracteriza el periodismo radial puede ser causa de errores. Frente a esta realidad, es preferible informar correctamente que primero. Una información que no tiene respaldo no es información y no merece estar en el aire.

Opiniones personales

Para hacer realidad los principios de independencia y objetividad que profesa toda Radio de la Diocesis de Copiapo, los periodistas deben evitar la inclusión de opiniones personales en su trabajo profesional. La información no debe contaminarse con las opiniones de quienes las elaboran, para lo cual es necesario mantenerlas a una distancia que impida involucrar sentimientos o creencias personales.

Esta norma no afecta a quienes el medio les asigne la calidad de conductores de programas o comentaristas. No obstante, estos profesionales están llamados a realizar sus análisis sobre la base de antecedentes fidedignos y en concordancia con la línea editorial y los principios que guían el proceder de la emisora.

Intereses particulares o de terceros

Los periodistas, conductores de programas y comentaristas, en su trabajo profesional, no pueden servir otros intereses que no sean los que editorial y comercialmente promueve la emisora.
En concreto, esta norma impide la participación voluntaria o remunerada a favor de organizaciones políticas, comerciales e incluso de carácter social puedan ser objetos del trabajo periodístico. Vinculaciones de estas características distorsionan el trabajo profesional y lesionan la fe pública.

Veracidad y objetividad

La verdad es la meta de toda obra periodística, y reportear las noticias con objetividad es la mejor forma de lograrla, además de constituir un estándar de excelencia que no se puede eludir. No hay excusa para la inexactitud y falta de veracidad.

Independencia y pluralismo

La independencia con que actúan los periodistas, conductores de programas y comentaristas constituye a robustecer el rol de vigilancia que juega la prensa libre en una sociedad abierta, rol que nuestra Radio aspira cumplir a través de su labor informativa.

Respeto a la privacidad

Él derecho a la privacidad tiene validez plena cuando se trata de víctimas o testigos de crímenes que desean mantenerse en el anonimato, y que pueden ser objeto de hostigamiento y represalias. Este derecho es aún más estricto en el caso de violaciones sexuales y de situaciones delictuales que comprometen a menores, en el que la identificación tampoco puede hacerse por referencias indirectas, como domicilio, lugar de trabajo o establecimiento educacional.

Denuncias y réplicas

Para involucrarse en la investigación de una denuncia, el periodista debe obtener la autorización de sus superiores, quienes deben comprobar la validez de los antecedentes proporcionados y sopesar las consecuencias. La veracidad de una denuncia no justifica por si sola su difusión; la responsabilidad del medio obliga a evaluar el peso de los beneficios y los daños que puede provocar.

La denuncia también conlleva la decisión de otorgar a los afectados el derecho a réplica, más allá de lo que dicten las disposiciones legales vigentes.

Buen criterio y sensibilidad

– Evitar el sensacionalismo, que se caracteriza por privilegiar el impacto por sobre la información.

– Mostrar extrema prudencia en las noticias sobre suicidios porque pueden violar la intimidad de las personas y provocar conductas imitativas.

– Eliminar, especialmente de las informaciones policiales, los elementos de morbosidad y los detalles que rebajan la dignidad humana.

– Tratar con máxima sensibilidad las informaciones que afecten a menores de edad, no solo cuando son víctimas, sino también cuando figuren como inculpados o testigos.

– Evitar las noticias que incitan o justifican la violencia y el terrorismo, aún bajo el pretexto de cumplir con el deber de informar.