Señal Online:

NuevaUnión el nuevo proyecto Mega Minero para la provincia del Huasco de manos de GoldCorp y Teck.

NuevaUnión el nuevo proyecto Mega Minero para la provincia del Huasco de manos de GoldCorp y Teck.
Foto: Proyecto Corredor, noticiero del Huasco

El equipo del proyecto de oro y cobre que costará unos USD 3.500 millones avanza en planificar las actividades para el levantamiento de líneas de base ambientales y sociales. El estudio de prefactibilidad empezará durante este segundo semestre.

A paso firme avanza la iniciativa minera de oro y cobre nacido de la fusión de los proyectos El Morro y Relincho, denominada NuevaUnión, anteriormente conocido como Corredor.

Según información consignada en Pulso, la alianza, cuya propiedad integran las mineras GoldCorp y Teck, ya tiene su staff ejecutivo armado y dentro de las próximas semanas se dará inicio al estudio de prefactibilidad que determinará los aspectos esenciales que darán forma a este mega proyecto minero a emplazarse en la Provincia de Huasco, en la Región de Atacama.

El ex proyecto Corredor, ahora denominado NuevaUnión es una de las mayores iniciativas de cobre-oro-molibdeno no desarrollados en América y es el último gran proyecto greenfield anunciado en Chile. NuevaUnión nace de la fusión del proyecto El Morro, de GoldCorp, y Relincho, de Teck; los que optaron por unirse para reducir los montos de inversión y captar sinergias.

Si bien la fusión fue anunciada hace casi un año, ahora está dando sus primeros pasos firmes. El primer gran hito ha sido la conformación de la primera línea de ejecutivos. El equipo está liderado por el vicepresidente sénior de Goldcorp y ex vicepresidente de proyectos para la región africana de Kinross, Mike Hubbard, secundado por Walter Droppelmann, de Teck, quién se desempeña como gerente de proyecto.

El grupo también está conformado por Petri Salopera como gerente de Sustentabilidad, quien anteriormente trabajó en Rio Tinto y Escondida; por el ex Codelco, Sergio Molina, a cargo de la relación con comunidades; y la ex gerente de Medio Ambiente de Energía Austral, Sandra Moreira, quien se encargará del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto que posteriormente será ingresado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

En tanto, al tanto de las comunicaciones y las relaciones gubernamentales está Esteban Illanes, de Teck.

Una de las primeras señales que quiso dar la administración es una cercanía con la comunidad, y por ello en junio informaron que la iniciativa cambiaría de nombre a NuevaUnión con el fin de simbolizar “la unión de los activos de Teck y Goldcorp, la relación y colaboración que NuevaUnión está creando con la comunidad y el enfoque de desarrollo responsable tanto ambiental como social y económico”.

El lanzamiento de la nueva marca fue la primera vez en que Mike Hubbard salió a la luz pública como director del proyecto. “El nuevo nombre y el logo enfatiza nuestro compromiso en implementar un relacionamiento profundo con la comunidad, comunidades originarias y otros grupos de interés que ayuden a guiar el desarrollo de este”, djo. Según comunicaron desde la empresa, el equipo está trabajando en “varios escenarios” y planea iniciar su estudio de pre-factibilidad durante el segundo semestre de 2016; pese a inicialmente haber informado que este comenzaría en la primera mitad del año.

Según estimaciones de la empresa dichos estudios demorarán entre 12 y 18 meses, y una vez completado se dará paso al estudio de factibilidad.

“NuevaUnión está actualmente planificando las actividades necesarias para empezar a desarrollar su estudio de prefactibilidad y el levantamiento de líneas de base ambientales y sociales, necesarias para preparar el estudio de impacto ambiental del proyecto. Tanto el estudio de prefactibilidad como el levantamiento de líneas base empezarán durante este segundo semestre. El estudio de prefactibilidad esperamos completarlo durante el segundo semestre del 2017”, informaron de manera oficial desde la compañía.

Según anunció el socio del proyecto Teck a su inversionista en junio pasado, el proyecto requerirá una inversión inicial de US$3.000-3.500 millones, y permitirá la producción de 190 mil toneladas de cobre al año y 315 mil onzas al año.

La vida útil del proyecto se ubicaría por sobre los 32 años y se estiman reservas de cobre y oro de 16.600 millones de libras y 8,9 millones de onzas, respectivamente.

El Pulso