Señal Online:

Operación Humboldt: biodiversidad y turismo responsable

pinguinos-humboldt_isla_choros_chile¿Sabías que en Chile es posible observar el 46% de todas las especies de cetáceos que existen en el mundo? ¿Sabías que su avistamiento está regulado por normativas nacionales e internacionales?

Con estas preguntas comienza el video de la nueva campaña de la organización Sea Shepherd ChileOperación Humboldt 2014, que busca promover un avistamiento de animales responsable y enmarcado en las leyes vigentes en la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt.

“La campaña tendrá lugar por segundo año consecutivo en la Reserva nacional y estará a cargo del equipo de Operaciones de Sea Shepherd Chile, implementando acciones de información turística sobre los efectos negativos del turismo desmedido y el alto impacto que genera en la reserva cuando no se respeta la normativa que regula la práctica”, explicaMarco García León, Coordinador Nacional de Sea Shepherd Chile.

De igual manera, se llevarán a cabo actividades como limpieza de playas y reservas, charlas de conservación y cuidado del medio ambiente entre otras.

“La campaña de Sea Shepherd Chile no va dirigida contra el turismo de avistaje en sí, sino contra aquel que no cumple con las normas establecidas para el cuidado tanto de los turistas como de los ejemplares avistados”, aclara Marco y agrega, “se trata de normas que existen en Chile y que nosotros no las estamos imponiendo, sino compartiendo e informando. Es vital educar a la ciudadanía al respecto, para poder así entonces efectivamente proteger”, señala el Coordinador Nacional.

Por un turismo responsable

García León dice que las principales imprudencias y errores que cometen los turistas se deben al desconocimiento. “Los turistas generalmente solicitan acercarse al máximo a los ejemplares, sin importar las consecuencias que puedan generar. Los delfines son cetáceos que tienen estructuras sociales complejas y que al mismo tiempo funcionan con un delicado sistema de ecolocación, siendo muy sensibles al ruido del motor de los botes”.

“Una práctica de turismo invasivo genera la interrupción de las actividades cotidianas de los animales muy importantes para su salud, tales como alimentación, reproducción, lactancia, socialización, descanso, entre otras”, Consigna García León.

Ecosistema único

La “Reserva Nacional Pingüino de Humboldt” está conformada por tres Islas: Choros, Damas y Chañaral que abarcan una superficie de 888,7 hectáreas. Es una unidad insular birregional, ya que se ubica en territorios geográficos de la Región de Atacama, Provincia del Huasco, Comuna de Freirina, y de la Región de Coquimbo, Provincia del Elqui, Comuna de La Higuera.

La Reserva cuenta con un ecosistema único. Existen 68 especies de vertebrados, entre los cuales destacan el Chungungo, Lobo de un pelo, Lobo de dos pelos. Las aves marinas son las más abundantes y entre ellas se encuentra el Pingüino de Humboldt, el Yunco, Cormorán Lile y Guanay, todas especies protegidas y en categorías de conservación. En cuanto a los cetáceos, éstos están representados por los Delfines Nariz de Botella y la presencia esporádica de Ballenas de diferentes especies (Azules, jorobadas, de aleta y francas), inclusive Orcas.

“Esta gran biodiversidad atrae cada año a más visitantes, razón por la cual el turismo ha sufrido un incremento explosivo en los últimos años. Si la actividad turística no se lleva a cabo de manera adecuada, cumpliendo con la normativa al respecto, compromete seriamente el bienestar de la fauna del lugar, siendo los efectos negativos muy variados. Los animales sufren de estrés y cuando el estrés es sostenido en el tiempo afecta seriamente la condición fisiológica de los animales, ocurriendo así daño en el sistema inmunológico, lo cual los hace más vulnerables a contraer patógenos”, concluye Marco. @rcarcamos@prensaantartica