Señal Online:

Se actualiza y amplía cobertura a Alerta Temprana Preventiva para la Región de Atacama por evento meteorológico

Entre 5 y 10 mm para el Valle del Huasco, costa y pre-cordillera.

La información proporcionada por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), mediante su Aviso Meteorológico, indica que para el día domingo 10 de junio se prevén nevadas de intensidad normal a moderadas, en el tramo sur de la cordillera de la Región de Atacama.

Además, según lo que se indica el Aviso Meteorológico, entre los días sábado 09 y lunes 11 de junio, se espera viento de intensidad normal a moderada en precordillera y cordillera de la región.

Asimismo, el Aviso Meteorológico indica que entre el domingo 10 y el lunes 11 de junio, se registrarán precipitaciones de intensidad normal a moderadas en costa, valle y precordillera del tramo sur de la Región de Atacama. Cabe destacar, que existe una alta probabilidad de que estas precipitaciones sean de tipo nieve y agua nieve en valles y precordillera.

Por su parte, de acuerdo al Informe de Riesgo Meteorológico emitido por la DMC durante esta jornada, los montos estimados de precipitaciones e isoterma 0°C son los siguientes:

Domingo 10 de junio

Sector

Precipitaciones

Costa (tramo norte)

Inferiores a 5 mm

Costa (tramo sur)

Entre 5 y 10 mm

Valle (tramo norte)

Inferiores a 5 mm

Valle (tramo sur)

Entre 5 y 15 mm

Precordillera (tramo norte)

Inferiores a 5 cm

Precordillera (tramo sur)

Entre 5 y 10 cm

Cordillera

Entre 10 y 20 cm

 

Isoterma 0°C (m.s.n.m.)

Sábado 09 de junio

Domingo 10 de junio

4.000 – 3.500

2.800 – 2.200

 

Los datos anteriormente expuestos suponen un aumento del riesgo asociado a estas variables meteorológicas.

En consideración a estos antecedentes, la Dirección Regional de ONEMI Atacama actualiza y amplía cobertura a Alerta Temprana Preventiva Regional por evento meteorológico, la cual permanece vigente a contar del 07 de junio y hasta que las condiciones así lo ameriten.

La actualización y ampliación de esta alerta, se constituye como un estado de reforzamiento de la vigilancia, mediante el monitoreo preciso y riguroso de las condiciones de riesgo y las respectivas vulnerabilidades asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema de Protección Civil con el fin de actuar oportunamente frente a eventuales situaciones de emergencia.