Señal Online:

Declaran admisible recurso de revisión que busca libertad de inocente preso en Copiapó

Archivo Cuenta Publica Defensoria RegionalEste recurso es muy excepcional y fue presentado por el jefe de Estudios de la Defensoría Regional de Atacama, Renato González, convencido de la inocencia de Julio Robles.

 La Segunda Sala de la Corte Suprema declaró admisible de tramitación un recurso de revisión que presentaron recientemente el jefe de Estudios de la Defensoría Regional de Atacama, Renato González, y el abogado Humberto Sánchez, de la Unidad de Corte de la Defensoría Nacional.

En ese escrito se solicitó la libertad de Julio Robles Vergara, quien se encuentra privado de libertad desde hace más de un año en la cárcel de Copiapó, acusado como autor del delito de robo con violencia, aunque el hecho, según su testimonio y el de la propia víctima, fue cometido por otra persona.

Una vez conocida la admisibilidad, el jefe de Estudios de la DPP en Atacama manifestó su conformidad con lo resuelto, “por cuanto es una posibilidad cierta para presentar directamente ante los señores ministros de la Corte Suprema, los argumentos que nos hacen tener la convicción más profunda de que en el caso de Julio Robles tenemos a una persona inocente injustamente privada de libertad”.

Renato González recordó que la presentación del recurso de revisión se realizó en vista del convencimiento de que “se ha condenado a una persona inocente, situación que ha sido reconocida una y otra vez por la propia víctima. Reparar dicho error es una obligación de todos los intervinientes en el proceso penal”.

Tras declarar la admisibilidad del recurso, los ministros de la Corte Suprema ordenaron remitir el escrito al Ministerio  Público, para que éste entregue sus objeciones sobre el fondo. Sólo tras ello se verificará la audiencia en que las partes deberán alegar el recurso de revisión, lo cual debiera ocurrir en el plazo de un mes.

LOS HECHOS DEL JUICIO

Según se estableció en la investigación y luego se dio por acreditado en el juicio oral, los hechos se remontan al 4 de agosto de 2010, cuando en horas de la tarde un sujeto asaltó un establecimiento comercial de la Población Juan Pablo II, en Copiapó.

Durante las primeras indagaciones realizadas por Carabineros -consistentes en un reconocimiento fotográfico- se habría establecido que el autor del hecho era Julio Robles, quien no registraba antecedentes penales y llevaba más de siete años trabajando en una empresa minera del norte del país.

En las pesquisas posteriores se habría confirmado su participación, gracias al reconocimiento que hicieron las víctimas del asalto.  Así también lo entendió el Tribunal Oral en Lo Penal de Copiapó, cuyos jueces dictaron sentencia condenatoria el 12 de junio de 2012. Desde ese momento, Julio Robles se encuentra tras las rejas, pese a que desde el inicio de la investigación alegó su inocencia.

RETRACTACIÓN DE LA VÍCTIMA

El caso tuvo un vuelco total un par de meses después de conocerse la condena, cuando la víctima del asalto, Hugo Henríquez, vio al verdadero asaltante en un supermercado de Copiapó, dándose cuenta de su error.

Desde esa fecha, hace casi un año, Henríquez recorrió oficinas y medios de comunicación para clamar por la reparación del error que mantiene a un inocente privado de libertad, al cual incluso visitó en la cárcel, donde le expresó lo arrepentido que estaba ante el error cometido, que significó que Robles Vergara estuviera preso.

Sin embargo, y aun cuando la única prueba del juicio oral fue precisamente el reconocimiento de las víctimas, la declaración posterior y aceptación pública del grave error no ha sido suficiente para revertir esta injusticia.

“En la historia de Julio Robles se reflejan con absoluta claridad los errores que se pueden cometer cuando no se cumplen estándares mínimos en los reconocimientos fotográficos o en rueda de imputados. Mejorar dichos procesos es una tarea constante de todos quienes intervenimos en el sistema penal. Ahora, sin embargo, debemos preocuparnos del caso de Julio Robles, quien se encuentra en la cárcel de Copiapó a la espera de una justicia que, ojalá, no le siga siendo esquiva”, concluyó el jefe de Estudios de la Defensoría Regional de Atacama.

Fuente: Defensoría Regional Atacama