Señal Online:

Piden adecuar plan de descontaminación de Huasco a raíz del caso de Puchuncaví y Quintero

Tomando en consideración el fallo del contralor general de la República en el caso de la crisis de Quintero y Puchuncavi, donde se tomaron las cifras de contaminación existentes en el medioambiente para realizar un plan de descontaminación y no las aprobadas en la Resolución de Calificación Ambiental, el alcalde de Huasco, Rodrigo Loyola, y la senadora Yasna Provoste (DC) solicitaron que se tome la jurisprudencia de este caso.

Cabe señalar que para la comuna de Huasco existe un plan de prevención por latencia. El alcalde Loyola puntualizó que “hay un dictamen vigente y, como tal, obligatorio para el Ministerio, por lo que hemos planteado al contralor y oficiamos también a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, puesto que a casi un año del dictamen aún no se han efectuado las correcciones al plan y corresponde adecuarlo, tanto en plazos como en relación a las emisiones reales que ocasionaron la riesgosa situación ambiental de latencia”.

“En la práctica se está dando una situación en que, con el Plan de Prevención, las fuentes contaminantes pueden emitir aún más toneladas anuales de material particulado que las emitidas en la época en que Huasco Norte se determinó como zona latente de Mp10. En esas condiciones no es más que un plan en el papel, pero en la realidad es bien ineficiente a la hora de reducir emisiones, de ahí la importancia de aplicar el dictamen del contralor Bermúdez”, explicó el abogado Carlos Mora, quien asesora en materia medioambiental al municipio.

Origen del problema

Desde el municipio la problemática se suscita a que tanto la empresa CAP como AES Gener en el plan de descontaminación implicaban una reducción de un 24 por ciento de las emisiones reales, pero dicho plan “autorizó a CAP a emitir un máximo de emisiones con combustión muy superior, de 900 toneladas anuales desde el primer al cuarto año, y a partir del cuarto, hasta un máximo de 341 toneladas anuales. Y en el caso de AES Gener, el Plan de Prevención definitivo autorizó un máximo de emisiones de 730 toneladas anuales”, indica un comunicado del municipio.

“De este modo, encontrándose Huasco en estado de Latencia Ambiental por norma anual de MP10, producto de las 272 toneladas anuales emitidas por CAP y las 286 toneladas anuales de AES Gener, según el inventario 2013, ahora debido al Plan de Prevención Ambiental dictado por la autoridad, esas empresas están autorizadas para llegar a emitir hasta 900 y 730 toneladas anuales, respectivamente” agrega el texto.

La senadora Yasna Provoste (DC), agregó que “si con 272 toneladas anuales estabas en latencia, con 900 te arriesgas a generar en Huasco un nuevo Chernobyl chileno. No lo podemos permitir. Es evidente que el Plan de Huasco no fue confeccionado adoptando un criterio preventivo y eficaz, y lamentablemente su toma de razón no profundizó tampoco en el examen del tema más importante que es la efectiva reducción de emisiones. Pero afortunadamente contamos hoy con un criterio definido desde diciembre del año 2017, por lo tanto, la ministra Schmidt tiene el deber de adecuar el Plan Preventivo de Huasco”.

“Su gente ya ha sido lo suficientemente maltratada desde el Estado para que ahora, después de tantos años de lucha, les entreguen un plan que no reduce las emisiones, sino que las aumenta. Es francamente inhumano. No basta con decir ‘No Más Zonas de Sacrificio’ si no se actúa en consecuencia”, puntualizó la parlamentaria.