Señal Online:

Plan de control de amenazas al guanaco termina con éxito en Llanos de Challe

Plan de control de amenazas al guanaco termina con éxito en Llanos de ChalleDebido a la grave amenaza sobre la fauna silvestre nativa que produce la tenencia irresponsable y el deambular de perros y gatos al interior y en las zonas aledañas de los parques nacionales, durante el año 2015 se realizó una serie de acciones tendientes a disminuir los riesgos a la conservación del guanaco.
Una de estas acciones fue la esterilización de las mascotas que poseen las comunidades de algueros que ocupan el borde costero. Estas son Las Collajas en el Parque Nacional Pan de Azúcar y los Pozos en el Parque Nacional Llanos de Challe.
Los operativos fueron llevados a cabo por CONAF en conjunto con la agrupación EMA (Enemigos del Maltrato Animal, e incorporaron talleres de tenencia responsable y operativos de desparasitación con la finalidad de evitar el contagio de enfermedades zoonóticas, identificación y catastro de las respectivas mascotas que aún quedaron en los parques nacionales y reubicación de los recién nacidos en hogares que los recibieron en adopción.
Ricardo Santana director regional de CONAF agradeció la participación en este proyecto a los distintos participantes y responsables que entregaron su trabajo profesional, destacando el reconocimiento “a EMA Operativos veterinarios, por su gran compromiso en esta tarea y enorme disposición a proteger nuestra fauna silvestre nativa a través de una estrategia ética y participativa, sobre todo Nelly Butter, Jefe de esta agrupación, por aportar voluntariamente los costos asociados al control sanitario y la esterilización de gatos”.
“Asimismo, CONAF está implementando en el país una normativa que busca evitar y prohibir la tenencia y circulación de perros dentro de las áreas silvestres protegidas y complementar estas acciones con las comunidades aledañas, tratando de fortalecer proyectos de esterilización y barreras sanitarias para los perros y, de esa manera, ir disminuyendo su impacto con la fauna silvestre. Nuestra región es pionera avanzando por la vía de una solución que beneficie a la naturaleza y a su vez a las familias que buscan su sustento en las zonas protegidas”, agregó Santana.
Esta iniciativa inédita en materia de conservación a nivel nacional forma parte del plan de conservación del guanaco y se desarrolló en los parques nacionales Pan de Azúcar y Llanos de Challe gracias al Fondo de  Proyectos de Conservación de la Diversidad Biológica en el SNASPE (Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado).
En tanto el jefe de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF Atacama, Jorge Carabantes señaló que “existe un desconocimiento general acerca de la gran amenaza para nuestra fauna silvestre que significan los perros y gatos que deambulan por las áreas silvestres de Atacama, estos han ido mermando nuestra fauna silvestre y no solo por los ataques directos a especies como los guanacos, sino también al desplazar la fauna fuera de lugares que típicamente habitaban, fragmentando su hábitat y contagiando enfermedades que los animales silvestres no tenían en forma natural”.
La presencia de perros y gatos al interior y en zonas aledañas a los parques nacionales de Atacama produce graves efectos negativos uno de ellos son los ataques directos a fauna silvestre, donde el mayor amenazado es el guanaco, especie considerada como en Peligro de Extinción por la Ley de Caza del SAG y vulnerable por el Reglamento de Clasificación de Especies del Ministerio de Medio Ambiente.
Otros efectos nocivos sobre la fauna es la transmisión de enfermedades a la fauna silvestres como es el caso del distemper y parvovirus al zorro culpeo y zorro chilla; así mismo los gatos pueden transmitir leucemia viral felina e inmunodeficiencia viral felina a gatos silvestres como el gato andino, solo por nombrar algunas enfermedades altamente mortales. Además existen otros tipos de enfermedades parasitarias transmisibles, ya sean gastrointestinales o cutáneas como la sarna.
Los perros y gatos al perseguir la fauna silvestre, al atacarla y además competir por su alimento, van fragmentando su hábitat, desplazando a la fauna silvestre nativa de lugares que comúnmente habitaba. Recordemos que uno de los únicos lugares en donde nuestra fauna nativa está cuidada y vigilada es al interior de nuestros parques nacionales, por eso es tan importante  que por lo menos nuestros animales silvestres nativos  estén libres de amenazas al interior de estos lugares.