Señal Online:

Hasta el 2025 deberán esperar en Huasco para que se «estudie» cierre de «Termoeléctrica» Guacolda

Un inédito plan de cierre de las centrales eléctricas a carbón que incorpora medidas a corto, mediano y largo plazo fue dado a conocer por el Intendente de Atacama, Patricio Urquieta García y la seremi de Energía, Kim-Fa Bondi Hafon.

El anuncio había sido dado a conocer en horas de la mañana de ayer por el Presidente Sebastián Piñera y la Ministra de Energía, Susana Jiménez, quienes dieron cuenta del retiro de 8 centrales a carbón en cinco años y la meta de retiro total al 2040, tras un acuerdo con las empresas Aes Gener, Colbún, Enel y Engie.

En este marco, la primera autoridad regional declaró que “lo que nosotros queremos como Gobierno es tener una matriz energética limpia, sin carbón y protagonizada por energías renovables no convencionales. Comenzamos un plan de retiro de operaciones en base a carbón, de centrales termoeléctricas, con el compromiso de todas las empresas que tienen participación en este rubro y lo han hecho a partir del liderazgo del Presidente Piñera en la lucha contra el cambio climático, a fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para que podamos, ojalá en un futuro, contar con la carbono neutralidad que para nosotros es una gran misión como país y que en el fondo responde a un cambio cultural, es un proceso que estamos viviendo en conjunto con las empresas que han decidido dar este paso a fin de podamos descarbonizar nuestra matriz energética y sobretodo fortalecer la energías renovables no convencionales”.

“Este es un proceso que se va a realizar de manera gradual en todo el país y naturalmente que los primeros cinco años como medida de corto plazo va a comenzar con las termoeléctricas que son las más antiguas y por eso creemos que es un gran paso adelante que estamos dando y sobretodo nos brinda un futuro mucho mejor con las posibilidades que podamos llegar a esta misión de la carbón neutralidad hacia el 2040 y ojalá dar el gran paso hacia el 2050 de que tengamos el punto que reducir las emisiones que tengamos de efecto invernadero y que nos permita tener un aire mucho más limpio”.

Considerando que el 78% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del país corresponden al sector energético, el Ministerio de Energía comprometió la elaboración de este plan de retiro de las unidades a carbón que operan en el país mediante la Mesa de Descarbonización, que además, se establece en el marco del compromiso adoptado por Chile en virtud de su contribución nacional para el Acuerdo Climático de París de 2015, que contempla la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) en un 30% por unidad de PIB al año 2030, con respecto al año 2007.

“Este es un plan que está sobre la base de los 3 pilares de la sustentabilidad que, en primer lugar, lo que quieren hacer es que podamos compatibilizar todos esos intereses que están convergentes sobre los ejes de la sustentabilidad, pero también hacernos cargo de la seguridad y la eficiencia económica del sistema; en segundo lugar que los impactos en el empleo pueden abordarse con la reconversión de los trabajadores y que también esta gradualidad permite realizar las inversiones para lograr que todo aquello que hoy día inyectan las centrales a carbón al sistema de energía, sean inyectadas con otro tipo de fuente de energía” concluyó el Intendente Urquieta.

Al respecto, la seremi de Energía, señaló que “éste es un retiro que es programado, que tiene etapas, en una primera etapa se estableció el retiro de 8 centrales termoeléctricas a carbón en el país, existen cinco comunas de Chile que tienen centrales termoeléctricas a carbón, y se estableció el retiro de las más antiguas al 2024- Iquique (1), Tocopilla (4), Puchuncaví (2) y Coronel (1) – que representan en su conjunto un 19% del total de la capacidad instalada de centrales a carbón , y se estableció de esta forma, porque en la Mesa de Descarbonización se consideraron factores como el impacto que va a generar en el Sistema Eléctrico Nacional, por eso es que se determinó partir con estas centrales, que son las que van a generar por ahora el menor impacto en la red”.

Asimismo, Kim-Fa Bondi añadió que, “este plan considera una segunda etapa, que es el compromiso de reunirnos en 5 años más, para poder establecer los planes de retiro programado del resto de las centrales a carbón que existen en el país, que permitan establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión. El objetivo es llegar al año 2050 a la carbono neutralidad pero antes, en el año 2040, lograr el retiro total de las centrales termoeléctricas a carbón de Chile”

Entre estas últimas se considera la termoeléctrica Guacolda en Huasco sin poder a esta alturas precisarse por parte de las autoridades en que período de los próximos que determine la Mesa de Descarbonización le corresponderá su retiro, es decir habrá que esperar hasta el 2025 cuando se fije el próximo cronograma para que se conozca finalmente el destino de esa termoeléctrica.