Señal Online:

Joven de Freirina es reconocido por su liderazgo y emprendimiento

Ítalo Vittorio Vitali Torres es un joven rural oriundo de la comuna de Freirina. Tiene 30 años y desde pequeño ha trabajado en las labores agrícolas de la parcela de su familia, ubicada en el sector Nicolasa.  Muchas veces pensó en dejar la agricultura y buscar nuevos horizontes, pero gracias al apoyo de sus padres y al apego que siente por el campo decidió emprender en la tierra donde se crió.  A este esfuerzo personal, suma su deseo de liderar, junto a otros agricultores como él, el recambio generacional de sus pares en la Región de Atacama.

“Yo comencé a trabajar la tierra gracias a mi padre, quien se hizo cargo de la herencia que dejó mi abuelo, que también fue agricultor, acá en el valle del Huasco. Estoy muy agradecido de todo lo que nos ha dado la tierra en estos años, porque todo lo que somos, los estudios y el trabajo, ha sido en base a lo que producimos generación tras generación”, afirma Vitali.

Agrega que producen aceitunas, papas, habas, arvejas y otras hortalizas, labores que realizan con gente que vive en el mismo predio, además de trabajadores que contratan por temporada. Pero además de la actividad agrícola propiamente tal, Vitali tiene otras inquietudes que lo han llevado a asumir el liderazgo de los jóvenes rurales en Atacama.

Italo Vittorio Vitali

En 2017 integró una delegación de jóvenes agricultores que viajó a un encuentro sudamericano de juventudes rurales en Bolivia y en pocos días viajará a un encuentro nacional organizado por INDAP en Puerto Montt, para analizar cómo la juventud rural enfrentará los desafíos de la Agricultura Familiar Campesina hacia el futuro.

“Hace algunos días me junté con jóvenes del valle del Huasco y les pedí que me plantearan todas sus inquietudes para llevarlas a esa reunión, ya que cada región tiene sus propias problemáticas y dificultades para sobrellevar la agricultura y creo que debemos hacer un referente en Atacama de qué cosas nos están impactando en nuestras labores agrícolas”, expresa.

Vitali añade que “los jóvenes del valle se están conectando a través de la red Yo Joven & Rural que desarrolló INDAP y a través de esta plataforma están interactuando con las distintas zonas del país, en un potente intercambiando de experiencias. Fundamentalmente nos parece que necesitamos más capacitación para realizar nuestros sueños en la agricultura. A mí me gustaría que ninguna persona joven cambie o deje de hacer lo que está haciendo en la tierra por otra actividad, ya que es una labor muy linda y que reconforta, y si bien tiene sus cosas complicadas por el tema del acceso a crédito o a recursos, es impagable cuando uno obtiene los frutos de la tierra”.

Fuente: INDAP