Señal Online:

Programa Infanto Juvenil de Salud Mental cumple un año mejorando atención en la provincia del Huasco.

Un año desde que se está ejecutando en el Hospital Provincial del Huasco cumplió el Programa Infanto Juvenil de la Unidad de Salud Mental, que busca otorgar atención a niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la provincia en beneficio de su salud.

El programa que es parte del Sistema Intersectorial de Salud Integral (SISI) para niños, niñas, adolescentes y jóvenes se enmarca “en un modelo de acercar a este grupo al sistema de salud, es parte de la red temática de Salud Mental que busca un enfoque comunitario de atención. En nuestro caso consiste en la práctica de distintos profesionales al equipo de salud mental infanto-juvenil del HPH, para fortalecer la atención de especialidad en psiquiatría infantil”, explicó la Dra. Natalia Franco, psiquiatra infantil del HPH.

“Con la llegada de la psiquiatra infantil  hace 7 años al recinto, comienzan a gestarse nuevas ideas en cómo trabajar la salud mental en la provincia. En ese momento existían pocos profesionales y vemos como actualmente se cumple un año de la implementación del programa Infanto Juvenil de la Unidad de Salud Mental. Hay varios profesionales involucrados en la atención de salud de niños, niñas y jóvenes, un equipo multidisciplinario para tratar a menores con condiciones de salud mental graves que requieren control en la atención secundaria. Estamos orgullosos de cómo se ha desarrollado la implementación de este programa y seguiremos apoyando este tipo de iniciativas que hacen bien a la comunidad y al hospital”, dijo el director del HPH, Juan Pablo Rojas.

La psiquiatra señaló que “nos hemos logrado posicionar a nivel provincial como un referente en lo que respecta a la intervención multidisciplinaria de niños, niñas y adolescentes, que además presentan una situación particular de vulnerabilidad que se encuentran actualmente bajo el sistema de protección Mejor Niñez, y además presentan patología mental compleja”, explicó.

“Nuestras intervenciones abarcan desde el enfoque hospitalario como el comunitario, que ha sido en respuesta propia de la falta de recursos a nivel de infraestructura del recinto hospitalario, que probablemente ocurre a nivel nacional. Esto ha potenciado que el equipo se vaya adaptando a hacer intervenciones a nivel comunitario, a nivel de colegios o a nivel de los domicilios de los pacientes”, explicó Franco.

El equipo del programa Infanto Juvenil está compuesto por una médico psiquiatra de niños y adolescentes, enfermeras, técnicos en enfermería, trabajador social, psicólogo, terapeuta ocupacional, fonoaudiólogo, psicopedagoga y secretaria.

“Trabajamos en forma mancomunada con la Atención Primaria, porque son nuestro principal referente de pacientes a través de la interconsulta y además tenemos una instancia mensual, que son las consultorías en salud mental, donde el especialista se reúne con la Atención Primaria desde Alto del Carmen a la costa, para evaluación de casos complejos, además de salidas a terreno a domicilios y establecimientos educacionales que abarcan toda la provincia del Huasco”, explicó la profesional.

“La salud mental no debe mirarse sólo con enfoque biomédico, sino debe verse de forma transversal donde otros profesionales interventores vienen a marcar la diferencia en lo que respecta la rehabilitación en aquellas condiciones del neurodesarrollo como el trastorno del espectro autista, donde se ha visto que la intervención precoz y sostenida marca la diferencia en torno al pronóstico, señaló la profesional psiquiatra infantil, Natalia Franco.