Señal Online:

Aguas Chañar entrega resumen 2013 y presenta programa de trabajo para este año

conferencia Sergio Recabarren y Diego BarrosEntre los hitos principales para 2014 se considera una planta de agua potable para Inca de Oro y el enfoque de la empresa estará en lograr la excelencia en el servicio que prestan.

En una conferencia de prensa realizada este jueves en Copiapó, la empresa sanitaria Aguas Chañar a través de su gerente general, Diego Barros Aspillaga, dio a conocer el resumen de hitos realizados en 2013 y anunció una serie de obras y proyectos para el 2014 que tienen por objetivo principal mejorar su calidad de servicio.

Actualmente Aguas Chañar posee más de 87 mil clientes en la región y uno de los temas principales sigue siendo el abastecimiento de agua. En relación al tema, Diego  Barros anunció que “durante el último mes de 2013 terminamos de implementar la tercera parte del plan de provisión de agua para Copiapó y les puedo afirmar que fue un año de mucho trabajo, con la finalidad de seguir asegurando el suministro de agua en Atacama, utilizando recursos económicos y humanos coordinados para lograr ese objetivo”.

Según Barros, se trabajó en diferentes frentes para enfrentar la crisis hídrica que vive la zona, y se tomaron decisiones sobre obras a largo plazo que remediarán definitivamente los problemas de escasez que vive la región por la falta de agua para consumo de las personas “se acordó con la SISS un plan de desarrollo a 10 años que considera la instalación de una planta desaladora en el año 2017, que resuelve definitivamente  el abastecimiento y calidad del agua para sistema Copiapó- Chañaral- Caldera y Tierra Amarilla.

En relación a los avances de la planta desalinizadora, el gerente general de la empresa manifestó que el año recién pasado se trabajó enconjunto con el CORE y la CCIRA para preparar la presentación del Estudio de Impacto Ambiental  (EIA) de la Planta Desalinizadora y la empresa sanitaria ya licitó el anteproyecto de la nueva planta purificadora de agua de mar.

En relación a la calidad del agua señaló que Planta de Osmosis  (PTOI) de  Copiapó operó en un 100% en 2013, dando inicio a mejoramiento paulatino de la calidad de agua para esta localidad.

En cuanto a las plantas de tratamiento de aguas servidas mencionó que el año recién pasado se logró el funcionamiento óptimo, no recibiendo reclamos por malos olores.

La relación con los clientes fue otro tema que valoró Barros, señalando que “realizamos más de 100 reuniones con diferentes actores de la comunidad en la región para explicar el trabajo que llevamos a cabo día a día, trabajamos en conjunto con las Uniones Comunales para apoyar a clientes con una situación económica complicada regularizando sus cuentas del agua, implementamos redes provisorias de aguas servidas en campamentos y abrimos las puertas de nuestras instalaciones para que toda la comunidad pueda conocer nuestros procesos, especialmente el de producir agua en el desierto”.

 

 

2014 un año de grandes desafíos

Aguas Chañar participó en varios foros, seminarios, exposiciones y debates a nivel regional y nacional, para exponer sobre la escasez hídrica en la región.

El ejecutivo dijo “uno de nuestros eslogan es, Esto no es un espejismo, Entregamos Agua en el Desierto, consigna que representa muy bien el arduo trabajo que realizamos día a día para que nuestros clientes puedan contar con el vital elemento”.

En ese marco Barros agregó que “tenemos bastante trabajo en 2014, debido a que la escasez hídrica ha retardado nuestro plan destinado a mejorar la calidad del agua en las localidades de Copiapó, Caldera y Chañaral, pues nuestros planes de desarrollo contemplaban la construcción de plantas purificadoras de agua, concretándose sólo una, por la falta de agua para su funcionamiento”.

Para este año el ejecutivo adelantó que se tiene contempladas obras e inversiones cercanas a los  $ 5 mil millones y entre las principales destacan la instalación de un sistema de pretratamiento en  la Planta de Osmosis Inversa de Diego de Almagro para asegurar la continuidad del servicio en el caso de turbiedad en las fuentes de agua, el aumento de la capacidad de producción de la Planta de Osmosis Inversa  de Placilla en Copiapó , programada para el mes de julio y la implementación de  la cuarta etapa del plan de abastecimiento para Copiapó y Tierra Amarilla.

En cuanto a la calidad del servicio de atención a sus clientes anunció que se modificará la boleta para hacerla más cercana y simple, trabajo que se realizó mancomunadamente con representantes de organizaciones sociales; la remodelación y mejoras  en las oficinas comerciales, se seguirá trabajando en conjunto con la comunidad para afianzar lazos y fortalecer la retroalimentación.

 Entre otras actividades relacionadas, la empresa potenciará el trabajo con los clientes con problemas sociales para que puedan regularizar su servicio de agua potable, continuará trabajando en beneficio de los campamentos de  la región y además anunció el relanzamiento de su página web para hacerla más moderna y funcional.

Finalmente, Barros fue enfático en asegurar que “seguiremos insistiendo en el uso eficiente del recurso hídrico, tal cual lo hemos realizado en distintas campañas realizadas por la empresa; con la Superintendencia de Servicios Sanitarios y la Comisión Nacional de Riego; seguiremos trabajando para resolver definitivamente el abastecimiento en la cuenca del río Copiapó, asegurando la cantidad y calidad del agua, con la puesta en marcha de una desalinizadora de agua de mar en el año 2017 y trabajaremos para convertirnos en referentes de calidad de servicio en la región de Atacama”.