Señal Online:

Avances de Nueva Atacama permitirá el desarrollo de más viviendas.

La ampliación de nuevos estanques de abastecimiento en Vallenar y en el Sector Piedra Colgada, Copiapó, permitirán seguir factibilizando nuevos proyectos habitacionales en la región, con especial énfasis en viviendas sociales.

Una de las principales necesidades que tiene la región de Atacama, es la posibilidad de optar a una vivienda, de hecho, en la reciente cuenta pública de su gestión 2021, el gobernador regional, Miguel Vargas, sostuvo que se están construyendo actualmente más de 4.000 viviendas nuevas, de un total de 5.447 proyectadas.

La empresa sanitaria Nueva Atacama, desde su llegada a la región, se ha enfocado en entregar un servicio de calidad y aportar a su desarrollo, por lo que, realiza inversiones que permitirán otorgar factibilidades de agua potable para los proyectos que están en carpeta y que ha implicará una inversión de 1.900 millones de pesos en dos nuevos estanques de agua.

El gerente de Infraestructura de Nueva Atacama, Antonio Díaz, explicó que “el crecimiento de las ciudades está siendo impulsado por parte del Estado, a través del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y el propio Serviu, en conjunto con entidades privadas.  Con ellos hemos estado en permanente comunicación y coordinación, para poder acelerar todos los proyectos habitacionales que se están desarrollando en la región. Eso ha logrado impulsar proyectos en forma más rápida y expedita”.

Vallenar

Gracias a la colaboración del municipio de Vallenar, se logró que nuevas edificaciones, tanto del ámbito público como privado, pudieran finalmente concretarse. El Municipio fue un actor relevante, ya que, a través de un comodato, posibilitó la construcción de un nuevo estanque, con capacidad de 500 metros cúbicos de agua potable para estas nuevas viviendas.

Este nuevo reservorio de agua implicó una inversión para la empresa de $400 millones y actualmente alcanza un 40% de avance, proyectando las labores de término para agosto de este 2022.

Copiapó

La entrada en funcionamiento de la Planta Desaladora de Caldera permite la producción de agua potable de 450 mil litros por segundo, pero se encuentra operando, por ahora, a menos de la mitad de su capacidad, ya que actualmente las fuentes continentales permiten suministrar el servicio a las ciudades de Copiapó, Tierra Amarilla, Caldera y Chañaral, sin inconvenientes. No obstante, pensando en el incremento de hogares, la empresa decidió construir un nuevo estanque en el sector de Piedra Colgada, el cual tendrá una capacidad de 2.500 metros cúbicos del vital elemento.

El gerente de Infraestructura de Nueva Atacama, enfatiza que: “el éxito de este tipo de proyectos, depende en gran parte de la coordinación que tengamos con los entes públicos, que han permitido que proyectos que permanecían por mucho tiempo detenidos se hayan podido materializar en un corto plazo, beneficiando a las habitantes de la región que pueden acceder a una vivienda de una forma más rápida”.