Señal Online:

Estar preparados y no improvisar ante una emergencia.

DPP Huasco Rodrigo Loyola, encabezó sesión de trabajo de Comité Provincial  para la Gestión de Riesgos.

En la Delegación Presidencial de Huasco, se constituyó el Comité Provincial para la Gestión de Riesgos y Desastres, organismo en el cual se establecen las coordinaciones y acción para la reducción y respuestas ante desastres.

En la ocasión se dieron cita representantes de los municipios y directores provinciales de los diferentes servicios que tienen relación a todo el ciclo del riesgo y empresas de servicios como CGE y Nueva Atacama.

La actividad estuvo marcada por la participación del Delegado Presidencial del Huasco, Rodrigo Loyola, como presidente del comité. En la oportunidad la máxima autoridad de Gobierno en la provincia, señaló la importancia de estas acciones, la comunicación y coordinación que debe existir con cada uno de los organismos y entidades que conforman esta instancia de trabajo, en el ámbito de la región, en la provincia y en cada una de nuestras comunas  “Son estas acciones que debemos fortalecer y potenciar, no debemos estar improvisando cuando ocurre una emergencia y lo mejor es estar preparados y con roles y responsabilidades bien definidos”.

Cabe agregar que dentro del fortalecimiento del comité provincial, ONEMI que a partir de la promulgación de la nueva ley, pasará a llamarse Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastre, hizo una inducción de lo que contempla los ajustes y las nuevas atribuciones que tendrá la puesta en marcha de la nueva ley a los que integran el comité provincial.

El 27 de julio de 2021 se promulgó la Ley que establece el Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SINAPRED) y configura el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SENAPRED), que sustituye a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI). Ambas instancias se basan fundamentalmente en reconocer e incorporar todos los avances y desarrollos que se han logrado en función de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en estos últimos años.

Las nuevas instancias reconocen e incorporan todos los avances y desarrollos que se han logrado en función de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en la última década por las entidades que reemplazan; se enfoca en la prevención, alerta temprana, descentralización y territorialidad. Asimismo, se busca actualizar, reforzar, estandarizar y hacer vinculantes esas experiencias, para alcanzar estándares de excelencia en la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD).

La ley se encuentra conformada por 52 artículos permanente y siete artículos transitorios que en lo medular modifica la forma que el Estado de Chile se hace cargo de la Gestión del Riesgo de Desastres, reconociendo a través de normas de rango legal un “Sistema Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres”.