Señal Online:

Adiós Lorenzo, un grande de las artes en Atacama

Por Fernando Rivera

Adiós Lorenzo, un grande de las artes en AtacamaLorenzo Triviño González, ha fallecido, luego de una dura lucha contra un cáncer  en su cerebro. Una verdadera lástima y gran pérdida para el mundo de las artes y la cultura regional.

Lorenzo, nació en el puerto de Huasco, no  llegaba aún a los cuarenta años, cuando es sorprendido con esta invitación a viajar  por las estrellas.  Estudió, escultura en la Universidad de Chile, en consecuencia, su  mundo fueron las formas volumétricas y las texturas, no obstante, gran dibujante, y el color tampoco  le fue ajeno, demostrado en la cantidad de mosaicos en cerámica, instalados en paredes y soportes de nuestra región. Miembro de una familia de artistas, músicos, artesanos, construyó en su corta existencia, un entorno de afectos y creatividad que transmitió con gran naturalidad hacia quienes le rodeaban.

Lorenzo, no hay duda, será recordado por siempre, además como un artista multifacético,  e innovador, con un alto compromiso social, y fundamentalmente con el medio ambiente. Así lo demuestran sus obras  desperdigadas por la región. Emblemáticas dentro de su quehacer, están las obra “Parque de San Francisco”, conocida por la comunidad como Parque Trivilandia, un parque que en su origen se plantea como rescate de un espacio público, usado hasta ese entonces como un basural, en el puerto de Huasco.  Este parque refleja estupendamente el espíritu que animaba a Lorenzo y su aliento comunitario, trabajado junto a su padre y hermanas, para regocijo de la población, En el parque además está su impronta artística, que mas allá del diseño, considera los materiales con que amaba trabajar: la madera, la roca, la piedra, el fierro.

Otra obra importantísima, es el conjunto escultórico “El peso del aire”, en la comuna de Vallenar . Una obra que sintetiza uno de sus conceptos clave en su obra: la materia suspendida en el aire.

Lorenzo además jugó un rol importante en situar la escultura en el sitial que le corresponde. Entendía que en estos majestuosos paisajes atacameños, con una materia prima a la mano como lo son: rocas, piedras, fierros y maderas, imposible no proponerse trabajos de largo aliento y monumentales en un geografía tan propicia. Esto lo motivó a liderar un exitoso Simposio de Escultura en la ciudad de Copiapó.

Por otra parte, su aporte, en trabajos escultóricos de carácter lúdico, instalados en sectores populares  de Copiapó ( que son los que conozco) no pasaran al olvido fácilmente, y en ellos  y en las mujeres, jóvenes  y niños que participación de la creación, vivirá el ánima de Lorenzo, y en sus alegrías y juegos se entenderán hacia cerros y quebradas, valles e incluso  hacia los precarios ríos, y sacrificada cordillera, magníficamente representados en el hermoso mosaico ubicado en lo que fue el escenario del paseo Julio Aciares, ex Casa de la Cultura en Copiapó.

Hemos dicho, una artista integral, una gran persona, una honda pena.  ¿Qué peso tendrá el espíritu, que flota en el aire?

Hasta siempre Lorenzo……

*Fernando Rivera es poeta y artista visual. Actualmente es presidente a la Sociedad de Escritores de Copiapó.

Fente: revistatierracultah.cl