Señal Online:

Servicio de agua potable en Copiapó se mantiene sin alteraciones frente a lluvias.

Nueva Atacama enfatizó el llamado a no abrir las tapas del alcantarillado para evacuar aguas lluvias ante un nuevo sistema frontal.

A pesar de las intensas precipitaciones ocurridas recientemente en la Región de Atacama, el servicio de producción, distribución de agua potable y tratamiento posterior de ellas, no se vio interrumpido.

“Esta continuidad de servicio, se debe a la fuerte inversión que hemos hecho y a los constantes trabajos de mejoramiento que hemos desarrollado para, precisamente, tener un servicio más robusto y flexible, y no existan cortes de suministro”, indicó el gerente regional de Nueva Atacama, Sergio Fuentes.

En línea con lo anterior, y ante la posibilidad de que en los próximos días un nuevo frente de precipitaciones vuelva a impactar a la Región de Atacama, la compañía sanitaria reiteró el llamado a no incorporar aguas lluvias al sistema de alcantarillado, especialmente no abriendo las cámaras ubicadas en la vía pública, y a no arrojar desperdicios, como palos, paños, bolsas, ropa y aceite, entre otros, que pudieran ocasionar la obstrucción del sistema de recolección de aguas servidas.

Además, la empresa aclaró que la red de alcantarillado está diseñada y dimensionada sólo para recibir aguas servidas y no aguas lluvia, las que deberían escurrir por las calles hacia los sumideros construidos para estos efectos y deberían ser recolectadas por una red especial que no es gestionada por Nueva Atacama. Por lo mismo, es importante el buen uso de la infraestructura y sobre todo en días de lluvias intensas.

Cabe señalar que mientras se desarrolló la alerta meteorológica, la empresa sanitaria se puso a disposición de las autoridades locales y colaboró en diferentes instancias de la emergencia.